miércoles, 5 de noviembre de 2008

¡OBAMANÍA!

¡OBAMANÍA!!!!!!!!!!!!!!!!

En la tele, en la radio, en la calle, en la braña, en el baño... . Una especie de mesianismo sube con la universal marea. No sólo de pan vive el hombre...

¿Qué podrá hacer? ¿Qué le dejarán hacer? ¿Hasta dónde él mismo está dispuesto a ir? Esa es la cuestión. Mientras tanto, ensueño, imaginación, escenificación, mucho teatro.

Todavía, "par tout", los flecos de la descomunal verbena.

OBAMANÍA HABEMUS...

2 comentarios:

fire dijo...

solo espero que nos sirva ...
que el mundo civilizado sepa sacarle provecho...y sobre todo que afecte a quienes mas lo necesitan..
encantada de visitarte...
un saludo....

Jesús dijo...

Dejar la barca en la orilla: "es una Obamanía", me parece no dicr casi nada. Habrá que adentrar la barca bien en el agua, mojarse, intentar ver algo más allá de nuestras propias narices ¿Por qué este creciente interés planetario por saber quién será el que vaya a vivir en la Casa Blanca? ¿No será que percibimos que este hecho puede afectarnos, de alguna manera, a nosotros y sobre todo a nuestros hijos y nietos? ¿No será que nos tropezamos con problemas que sólo tendrán soluciones con políticas planetarias?

Por este camino va mi interés por conocer el inquilino de la CB.

KOGELO